viernes, 2 de noviembre de 2012

Nuestros políticos ladrones

Levantarse un viernes, tomarse el café, y leer noticias como esta, son las que hacen que cada vez me dé más vergüenza ser español. Empiezo a tener complejo de tonto, y eso es algo grave.

Casi medio millón de euros en la nueva web del Senado. ¿Estamos locos o qué? En un momento de crisis, recortes, peticiones diarias para que nos apretemos el cinturón, el susto del rescate, el déficit, el nivel de paro..., ¿y ahora nos gastamos esta pasta en una institución creada hace dos siglos, y que está absolutamente desfasada? Eso sin tener en cuenta que muchos españoles estamos locos por quitárnosla de encima.

Aquí hay gato encerrado, porque como profesional desarrollador web, con muchos años de experiencia en este campo, puedo asegurar que el gasto es desproporcionado a todos los niveles. Alguien se está llenando los bolsillos con esto, como siempre.


Aunque se me ocurren más opciones. Podría ser otra de esas excusas para justificar un gasto excesivo de otras cosas que no se pueden nombrar. De todas formas a mi me sigue sonando a factura hinchada, y de mucho.

Como mucha gente, opino que el Senado es una institución obsoleta. En vez de darle bombo, que al final es para lo que va servir la web, habría que desmantelarlo. Ya no sirve para nada, y esto es otro argumento más para apoyar la tesis de una factura tan alta.

Abogo también por la opinión de sitios como tuexperto.com, donde se dice, textualmente que "Según se explica en la documentación oficial, la licitación está compuesta por los siguientes paquetes: en primer lugar se ha contratado los servicios por la creación de la página web a la compañía VASS Consultoría de Sistemas, S.L. por 274.350 euros. También se ha introducido un buscador que desarrollará la empresa GFi al precio de 115.404 euros. Pero esto no es todo. Y es que los niños también tienen derecho a conocer los intríngulis del Senado a través de un microsite infantil que se ha presupuestado junto con la visita virtual. Así, veremos desde nuestra casa los distinguidos pasillos y comodonas butacas por las que transitan nuestros senadores. Este tercer lote ha sido licitado a Ibermática por 47.937,50 euros."

En función de estos números, podría recomendar, si no a mi mismo, a cientos de empresas de desarrollo web, repartidas por toda España, que harían un trabajo tan bueno o mejor que las concursales. Y por mucho menos dinero.

Nos piden que nos apretemos el cinturón, y ellos a gastarse la pasta de esta manera. Creía que después de la desproporción del gasto de 100.000 euros para traducir la web de la Moncloa iba a ser suficiente, pero se ve que el ladrón que se quedó con todo el sobrante, que seguro era un buen montón, ya se lo ha debido gastar todo.

Según El Confidencial "El proyecto para desarrollar la nueva web del Senado fue presentado a concurso público y adjudicado el 4 de agosto de 2011". La verdad es que el BOE, después de lo visto ayer, en que se crean 121 nuevos puestos públicos, de los cuales 119 son de libre designación (o sea a dedo), este concurso me ofrece muy poca credibilidad.

¿Cuánto tiempo vamos a seguir permitiendo que nos roben impunemente?