lunes, 18 de febrero de 2013

#YoVoy16F, Manifestación por la PAH

La semana pasada, sobretodo el viernes, fue trending topic el tag #YoVoy16F en Twitter. Sinceramente, creí que iba a generar mucha más participación de la que al final hubo, al menos en Mallorca, donde los asistentes en la Plaza de España no superaron el millar.

Analizar las causas de la baja asistencia es algo que le corresponde más a los reponsables del PAH (Plataforma de Afectados por las Hipotecas), que a mi. Pero hay conclusiones que es inevitable sacar. Sobretodo analizando los principios de la convocatoria.

En primer lugar se organiza un sábado, y en el caso de Palma de Mallorca, por la tarde. Después del domingo es el día que menos daño o estorbo puede causar. Quiero pensar que si se hizo en ese momento fue porque la gente no trabaja, y se espera mayor asistencia. Pero en la isla la gente los fines de semana simplemente abandona la ciudad. Entre semana es más fácil que toda la gente que tiene problemas con la hipoteca, los parados, etc, estén en Palma para poder hacer las gestiones que necesitan para el día a día, la asistencia a entrevistas de trabajo (las que haya)... Pero, ¿en fin de semana? Desde luego la cabecita que ha organizado este evento no debe ser de las pensadoras precisamente.


El manifiesto es el correcto. No voy a decir mucho sobre él porque puede encontrarse aquí, bien elaborado, simple, pero poco agresivo, y eso, en nuestros días, convence poco. Ojo, que a mi me parece que dice lo que tiene que decir, pero necesita un discurso más contundente. La gente está cansada de salir a la calle para obtener un resultado muy justo, o ningún resultado. La gente necesita que la espoleen de alguna forma, y este discurso no es espoleante de ninguna manera.

Desde luego es una pena que el sábado pasara sin pena ni gloria. Esperaba muchísimo más de la concentración, o al menos de las noticias al día siguiente, que no podían ser más negativas. Y ojo, que no estoy hablando de la excelente labor que realiza la PAH. Desde luego eso es innegable, habiendo conseguido paralizar una cantidad de desahucios nada desdeñable, pero de verdad que lo del sábado no me gustó nada.

Lo único que sí me gustaría saber es lo que opinan los responsables de las manifestaciones del sábado, en cuanto a resultados. Leer un análisis al respecto me daría más pistas para poder hacer alguna recomendación. Lo que está claro es que la lucha no hay que abandonarla de ninguna manera, y que aunque opino que se necesitan métodos más drásticos, al menos los utilizados indican movimiento. Espero de verdad que no se pare.